¿Quién no ha tenido que decir adiós alguna vez?

martes, 13 de julio de 2010


A veces los caminos de la gente se separan. ¿Quién no ha tenido que decir adiós alguna vez? Expulsamos gente de nuestra vida, nos expulsan de la vida de otros. En ocasiones es necesario para no dañarnos en exceso. A veces dan ganas de mirar atrás, de gritar "siempre te recordaré, fuiste muy importante para mí". Pero imagino que ya lo saben. Y si no lo saben es porque no se molestaron en preguntar. Ni en comprender que un adiós bien puede ser un "hasta luego". Aunque, bien mirado, creo que todos lo sabemos. Tomamos los momentos dulces, los atesoramos y seguimos caminando. Guardamos con nosotros aquellos instantes, sabiendo que la puerta nunca se cierra para siempre, pero recordando que hay caminos que es mejor no desandar.

Estoy excesivamente sentimental. Y todo por culpa de haber recuperado recuerdos que creía perdidos. Especialmente aquel instante, el cara a cara con la desesperación. Todos esperaban rendición, pero únicamente hubo desafío. La promesa de lucha eterna por parte de aquel que se ve despojado de todo. No hay derrota mientras uno se resista a ser vencido.

Un clavo solamente saca otro clavo cuando internamente has superado la pérdida de ese primer clavo. Si todo el día estás pensando que la tabla no se sostiene si le falta un clavo, no se sostendrá nunca, por muchos clavos que intentes poner. Sin embargo, cuando asumes que la tabla puede sostenerse incluso faltando un clavo, llegará el momento en que podrás colocar otros sin temor, pues sabrás que podrán ayudar a la estabilidad de dicha tabla, pero que no son esenciales para su soporte. (Pobres clavos, qué de dilemas dan a la sociedad. Ahora ya sabes el motivo por el que ikea trae muebles de fácil montaje, sin clavos, martillos ni historias de esas)

Enviada por Harley... mil gracias....

3 comentarios:

Mayte dijo...

Nadie quiere abrazarse a las despedidas, ni decir adiós a lo que vivió mientras fué feliz.
Es tan importante saber no mirar atrás, dejar que los caminos andados se conviertan en polvo que el viento arrastrará.
Siempre hay un motivo por el que mirar hacia delante, hay tanto por descubrir, tantos abrazos quedan por dar, por recibir.
Se irán unos, vendran otros...
Intentaremos cuidar nuestros recuerdos como joyas que jamás nos pondremos de nuevo.
Siempre aprendemos algo, cada persona aportó su esencia a nuestra vida, y eso es lo que importa.
Salvaguardarnos de las heridas que no pueden cicatrizar, y de nuevo continuar, mas fuertes, mas sabios.
Algo nuevo podría estar esperandonos...
Abrazos incontables.

Jesús Garrido dijo...

Perdona, llegué por accidente, estaba hablando con mi amiga cuando un mosquito se ha parado en la pantalla del móvil, echaré un vistazo a tu blog, [el mosquito ha muerto, lo he chafado]

Ariadna dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento (animes,peliculas,etc ).Estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos