¿SIN DINERO NO ERES NADIE?

martes, 20 de octubre de 2009


El dinero se ha convertido en un forma de supervivencia para las personas, necesitada y codiciada por todas pero inalcanzable y escasa para otras.


Después de estar más horas de la cuenta trabajando, luchando y dejándonos la piel para conseguir ganar un sueldo normal a final de mes, para poder pagar los gastos necesarios para sobrevivir y con suerte poder ahorrar o permitirnos algún capricho, ¿de qué sirve? Si luego el gobierno permite y aprueba leyes que benefician a los empresarios en vez de a los trabajadores, en los que la empresa pueda echar a gente a la calle sin previo aviso o quizás con suerte dando los quince días para que se busquen la vida, sin pagar ni un duro en la mayoría de los casos y con la excusa de que estamos en crisis y la empresa debe cerrar, en la mayoría de casos por suspensión de pagos.


De que ha servido esforzarse para tener un nivel mínimo de calidad de vida, si cuando llegamos a esta situación, tenemos pocas opciones viables:

1. Los que son más afortunados y pueden cobrar del paro.

2. Los que no les llega con esa remuneración.

3. Los que no les arreglan los papeles.

4. Los que se tienen que meter en pleitos para reclamar, tardando años en cobrar sus atrasos.


En muchas de estas circunstancias, las personas afectadas se ven sin comerlo ni beberlo en situaciones precarias y obligadas a abandonar sus hogares por no poder afrontar todos los gastos habituales de hoy en día, como puedan ser: los gastos mensuales en comida, luz, agua, gas, teléfono, seguro de hogar, comunidad, hipoteca de la casa o del coche, eso sin contar que tengan a su cargo hijos que mantener.


Estamos llegando a unos extremos en los que cada día más gente se encuentra sin trabajo, no se generan puestos de empleo y las pocas ofertas de trabajo que se generan exigen más requisitos y ofrecen un sueldo más bajo que lo habitual aprovechándose de la situación actual; los bancos no saben qué hacer para que sus clientes les paguen las hipotecas y al gobierno no se le ocurre entre otras cosas, subir el IVA en vez de proponer soluciones que no agraven más esta situación.


Lo que están consiguiendo es hacer infeliz a mucha gente, dejándola en la calle, sin hogar, sin empleo y poniéndola como morosa en listas negras como si fueran gente despreciable e inferior al resto, porque no pagan sus deudas, pero la realidad no es esa, ya que no pagan porque no quieren sino porque no pueden.


No entiendo mucho de política porque para mí ninguno de los partidos políticos me va a mantener ni a dar el pan de cada día, pero si opino que están llegando a unos límites extremos en los que si no tienes un puto duro no eres nadie en esta vida, aunque antes hubieras sido un ciudadano ejemplar y trabajador como él que más. Yo siempre he dicho que el dinero no hace que una persona sea mejor o peor que otra, simplemente ayuda a mantener una calidad de vida y no te hace feliz, solo ayuda a que lo seas.


¿Vosotros que opináis?

4 comentarios:

santiago dijo...

Mira el capital de vez en cuando apoyado por los políticos, da un golpe de mano, primero no hacen consumir, después pedir prestamos y después nos dejan compuestos y sin nada, las empresas no cierran, se desacen de lo que les interesa, reciben las ayudas y a vivir, el trabajador a sufrir, ha sido y será y no es cuestión de política, es custión de capital que a fin de cuentas son los que mandan.
Un abrazo

Las personas valen por lo que son y no por lo que puedan tener.

TAMARA.. dijo...

Interesante reflexion...
leccion de vida ..
El Dinero no me ha dado la felicidad... asi que el dinero... tenerlo es mas una desgracia .... te da comonidades lujos Y? Que queda despues... de eso?... ..
Tamara

Anónimo dijo...

Es muy duro haber tenido tu casa tu trabajovtu coche hsbrr tenido una calidad d vida y de golpe no tener nada por no poder psgar te lovhan quitado todo! Y te encuentras en la calle son trsbajo sin paro sin ayudas llegas a la desesperacion!! Se passan miles d disparates por la cabeza! depresion suicidio no duermes mal vives nada te importa cuando luchas y ves que no tienes salida desesperas"ya no te quedan fuerzas para seguir luchando